jueves, 9 de febrero de 2012

La peste, el azote de la Edad Media, símbolo de brujerías y magia y escusa de Inquisidores

La "peste negra" es el nombre dado por los historiadores a la peor epidemia sufrida por Europa en toda su historia. Para los contemporáneos era simplemente la "gran peste", la magna pestilencia en los documentos latinos de la época. Se originó en el Lejano Oriente, probablemente a principios de la década de 1330-1340, y en 1346 apareció en las factorías italianas de Crimea; al año siguiente se había extendido hacia Constantinopla y el Mediterráneo oriental, llegando a Sicilia y a los puertos del Adriático a finales de 1347. A principios de 1348 estaba en Genova, y desde aquí se propagó durante 1348 y 1349, desplazándose lenta pero incesantemente desde el sudeste al noroeste. A la península Ibérica llegó en 1348 y a ella alude la Crónica de Alfonso XI.
Su avance fue esporádico. Llegó a Noruega en un barco que llevaba telas de Inglaterra a Flandes: todos los marineros murieron en el mar y el barco fue a la deriva hasta quedar varado cerca de Bergen. Un cronista inglés narra cómo llegó a Escocia: los nativos creían que la peste era un castigo que Dios enviaba a sus enemigos ingleses y adoptaron un juramento burlón: "Por la muerte retida de Inglaterra." Reunieron un ejército invasor en el bosque de Selkirk, donde les sorprendió la peste, que hizo estragos entre los soldados.







Tanto su progresión local como sus efectos fueron muy irregulares y variables, pues mientras algunas pequeñas localidades quedaron prácticamente arrasadas, otras no sufrieron daño alguno. Londres, París y Florencia, por ejemplo, fueron muy afectadas, mientras que Milán, Lieja y Nuremberg escaparon con daños relativamente de menor importancia.
La "peste negra" fue el inicio de una era de temibles epidemias en Europa, donde llevaban ocho siglos sin conocerlas. En el siglo XIV, la peste se hizo endémica y durante cerca de cuatrocientos años se produjeron diversos brotes de fatales consecuencias (peste de Milán en 1576, de Londres en 1665, etc.).
 
Peste Bubónica
Se trataba, en gran parte, de la llamada peste bubónica, transmitida de la rata al hombre a través de las pulgas. Provocaba grandes hinchazones (bubones) en las axilas e ingles y, aunque no necesariamente mortal, en los casos graves la muerte se producía con rapidez, en ocasiones, pocas horas después de sus primeras manifestaciones. En el brote inicial de la década de 1340-50, la peste fue de tipo pulmonar, en la que el bacilo se alojaba en los pulmones y causaba neumonía. Muy contagiosa, era casi siempre mortal. Al revés que la peste bubónica, que se propagaba sobre todo en verano, la pulmonar era especialmente virulenta en los meses fríos del invierno.
La "peste negra", o peste pulmonar, en su primera aparición en Europa, fue la peor de cuantas epidemias se produjeron después. Arrasó tanto la ciudad como el campo, mientras que los brotes posteriores quedaron confinados fundamentalmente a las ciudades, donde las ratas y los hombres vivían en estrecho contacto. La elevada mortalidad puede explicarse también por su novedad, ya que atacaba a una población que no presentaba ni inmunidad clínica, adquirida a través de la exposición de los 
 
individuos a la enfermedad y el desarrollo de defensas naturales, ni inmunidad genética, adquirida por la descendencia de quienes habían sobrevivido a ella y, por tanto, tal í vez tuvieran mayor resistencia.
Víctimas de la peste
Es imposible determinar qué proporción de la población europea murió víctima de la "peste negra". En aquella época no existían registros funerarios ni censos que proporcionen información exacta, y los escritos medievales estaban poco acostumbrados a emplear estadísticas precisas; así, cuando el italiano Boccaccio nos dice que entre mayo y julio de 1348 murieron en Florencia más de 100 000 personas, la cifra sólo puede tomarse como indicativa de una cantidad muy considerable, puesto que no tenía a su disposición medio alguno para hacer una estimación precisa.
Incluso en los casos en los que existen datos precisos sobre el índice de mortalidad entre un grupo concreto de personas, la enorme fragmentación de los brotes epidémicos hace muy difícil llegar a conclusiones generales.
 
Se sabe que en algunas diócesis murieron muchos párrocos, pero los cuidados que dispensaban a los enfermos pudieron hacerlos especialmente vulnerables, mientras que, en otros lugares, su mejor nivel de vida les hizo más resistentes a la enfermedad.
Con arreglo a las pruebas disponibles, la mayoría de los historiadores consideran que murió entre el treinta y el cuarenta por ciento de la población en los países y regiones más afectados. Otros autores hablan de un cinco por ciento, pero con semejante nivel de mortandad resulta muy difícil explicar algunos aspectos de los cambios sociales y económicos que se produjeron después del desastre.
Estos cambios fueron fundamentales y generalizados, si bien su naturaleza exacta refleja la especial estructura social y económica de los diversos países y que, como es natural, difería mucho de un caso a otro. Las fuentes históricas inglesas relativas al siglo XIV son excepcional-mente completa, comparable sólo a las italianas, y han sido, por ello, muy estudiadas. Los efectos de la "peste negra" en Inglaterra pueden considerarse, por tanto, como ejemplo ilustrativo de lo que sucedió en otros países, con las salvedades y limitaciones correspondientes.
En todas partes cabe distinguir claramente entre las consecuencias inmediatas de la epidemia y los cambios a largo plazo, mucho más importantes, derivados de la repentina y catastrófica reducción de la población.
Una versión mucho menos virulenta de la bacteria que provocó la peste negra, la devastadora pandemia que mató a un tercio de la población de Europa en el siglo XIV, todavía existe en la actualidad, según un estudio publicado el martes.
Pruebas de ADN de esqueletos de víctimas de esa terrible enfermedad, hallados en una fosa común en un cementerio medieval de Londres, revelaron parte de la misma secuencia genética que la peste bubónica moderna, a pesar de sus atributos diferentes.
 
"Al menos esta parte de la información genética ha variado muy poco en los últimos 600 años", dijo Johannes Krause, uno de los autores del estudio, publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de Estados Unidos.
"Sin lugar a dudas el agente patógeno conocido hoy como (Yersinia) pestis fue también la causa de la peste (negra) en la Edad Media", añadió.
La peste negra mató a un tercio de la población de Europa en sólo cinco años desde 1348 hasta 1353, pero los brotes modernos han sido mucho menos mortales.
Un brote en Bombay, India, en 1904, por ejemplo, mató al 3% de la población a pesar de que ocurrió antes del descubrimiento de los antibióticos.
Para el estudio, realizado por el Instituto de Arqueología Científica de la Universidad de Tubingen en Alemania, y la Universidad McMaster en Canadá, los investigadores extrajeron el ADN de 109 esqueletos de una fosa común en el cementerio de East Smithfield, en Londres.
Al comparar el ADN con el de 10 esqueletos excavados de un sitio anterior a la peste negra, los investigadores pudieron demostrar que no había sido contaminado por material moderno genético o bacterias del suelo.
Los autores sostienen que la versión de la bacteria que causó la peste medieval probablemente se haya extinguido, pero sugieren que nuevas investigaciones podrían revelar cómo pudo haber evolucionado hasta convertirse en una cepa menos virulenta.
La peste negra, que afecta tanto a animales como a humanos, es causada por la bacteria Yersinia pestis, que los roedores contagian a los humanos a través de pulgas infectadas.

3 comentarios:

  1. Me encanta leer tus entradas porque mira que aprendo yo contigo.. aunque lo mismo me acuesto muerta de miedo, que al menor estornudo me voy a preocupar veras....
    Pero fuera de bromas me gusta leerte
    Un beso enorme martin.

    ResponderEliminar
  2. BIENVENIDOS A LA GRAN HERENCIA.
    ¿Quieres ser un miembro de ILLUMINATI como una hermandad que te hará rico y famoso en el mundo y tienen el poder de controlar a la gente en el alto lugar en el mundo. ¿Es usted un hombre de negocios o mujer, artista, político, músico, Estudiante, ¿quieres ser rico, famoso, poderoso en la vida, únete al culto de hermandad ILLUMINATI hoy y consigue la suma rica instantánea de. 2 millones de dólares en una semana, y un hogar gratis. Cualquier lugar donde usted elija vivir en este mundo y también obtener 10.000.000 de dólares de los EE.UU. mensualmente como un salario% u2026
    BENEFICIOS DONADOS A NUEVOS MIEMBROS QUE SE UNEN A ILLUMINATI.
    1. Una Recompensa en Efectivo de USD $ 500,000 USD
    2. Un nuevo y elegante coche ideal valorado en USD $ 300,000 USD
    3. Una casa de ensueño comprada en el país de su elección
    4. Un mes de vacaciones (totalmente pagado) a su destino turístico de ensueño.
    5.Un año de Golf paquete de membresía
    6.A Tratamiento V.I.P en todos los aeropuertos del mundo 7.Un cambio de estilo de vida total 8.Acceso a Bohemian Grove
    9.Pago mensual de $ 1,000,000 USD en su cuenta bancaria cada mes como miembro
    10.Un mes reservado la cita con los 5 mejores líderes mundiales y Top 5 celebridades en el mundo.
    Si usted está interesado de unirse a nosotros en la gran hermandad ILLUMINATI símbolo de la mano satánica contact us on whatsapp +2348135580491 O envíenos un correo electrónico illuminatiusatemple666@gmail.com

    ResponderEliminar

  3. FORMULARIO DE SALUDO EL GRAN MAESTRO GRANDE EN REGARDES DE USTED HACIENDO UN MIEMBRO DE LA GRAN ILLUMINATI, le damos la bienvenida a ser
    parte de algo rentable y la membresía especial ahora está abierta a todos se aplican ahora correo electrónico: Austinebenjamin57@gmail.com

    ResponderEliminar